11 marzo 2007

Nana del mundo

Hace tiempo escribí esta canción, pero no me pertenece, porque fue un regalo que hice a mi amiga May, que casualmente luego tuvo una relación muy especial con mi familia.
Sé que ella no se va a enfadar si se entera de que he expuesto su canción en público; la nana es una forma de representar hasta qué punto realmente nos implicamos en los problemas del prójimo: esas personas que están tan cerca que no las vemos, tan necesitadas que preferimos no verlas:


Bajo la noche de la ciudad,
no tiene casa propia, ni un orinal;
sobre la caja de un edredón,
abrazado a un osito lleno de alcohol...
Allí duerme mi niño, el que todos sabéis,
el que escupe en la calle, y vomita también;
el que goza el festín de un mendrugo de pan,
el que vive su sueño de vida
en la barra de un bar...


Duerme, mi niño. Duerme, mi bien,
nadie turbe tu sueño, ni tu niñez.
Duerme aunque el mundo venga a decir
que ni tienes un rumbo ni un porvenir.


En las esquinas, o en un portal
venden trozos de cuerpo por un jornal.
Ropa encarnada, vida y color,
humo viento y pitillo son su pregón...
Allí vive las noches de burdo placer
la que llora en la cama y no sabe por quién,
la que llena el vacío de "un hombre de bien",
la que nadie perdona, por dar
el amor al revés...


Duerme, mi cielo, que ya es la aurora,
nadie viene a buscarte, pero es la hora.
Duerme aunque el mundo venga a decir
que ni tienes un rumbo ni un porvenir.


Rota techumbre, lluvias de hogar,
cocinitas de suelo, tripas sin paz.
Puertas de tela, suelas de piel,
tabiquitos de alambre y de papel...
Allí viven familias que son un tropel,
las que a nadie molestan si lejos se ven,
las que habitan parcelas sin edificar,
las que tapian aceras en busca
de "una voluntad"...


Duerme, amor mío hecho personas,
nadie llena el vacío, nadie lo ahoga.
Duerme aunque el mundo venga a decir
que ni tienes un rumbo ni un porvenir.


Que quizás algún día, si intentas crecer,
se te claven espinas en brazos y en pies.
Es el mundo, que vende pensión de placer
a quien no necesita más que un pan y un pez.
Y duerme tú, mundo mío, aunque griten por mí
los que escupen, o lloran, o piden sin fin,
los que viven privados de tu felicidad,
los que comen la vida tragándola sin masticar...


Duerme en la noche, duerme en la aurora,
duerme bien calentito, duerme en tu alcoba,
duerme en tu cama, nunca salgas de ti,
¡mundo sordo, que duermes
sin pausa y sin fin!

13 comentarios:

Fran Quintana dijo...

Recuerdo esta canción... muy vagamente... Creo que la escuché una sola vez. La profundidad del texto hace que se baste para llegar, pero con la música... Uf, era preciosa. Escribes de lujo, hermanito.

Panflín dijo...

Querido Fran:
A mí también me llegan muy profundamente tus comentarios, que esta vez además me satisfacen mucho.
La nana a mí me gustó mucho al parirla, y de vez en cuando la toco un poquitín con la guitarra, para ejercitar las destrezas de dedos. Le he corregido un par de frases del final , que nunca me convencieron y que tuve que dejar por las prisas; fue un parto rápido y sin dolor.

marvision dijo...

Esto que dices es un lujo leerlo, con que escucharlo… debe ser hermosa la canción. Una letra exquisita y que dice muy clarito todo lo que nos falta, verdadera humanidad, con algunos seres humanos. Vivimos calientes en casa y no nos damos cuenta de que algunos no viven como nosotros. ¿Podemos hacer algo? Claro que sí. En nuestro entorno sí. Hay muchas pateras con gente desesperada. Hay muchos inmigrantes de Sudamérica que vienen para poder vivir, porque allí no pueden. También de otros sitios, etc…Cada quien debe saber lo que puede ayudar y sobre todo cuando se presenta la oportunidad, porque cuando uno está dispuesto a ayudar llegan las oportunidades, parece que algo te va dirigiendo.
No debe dormir un niño en la calle. El chabolismo, pues eso, es un gran problema y además de no vivir como seres humanos, viven desahuciados y sin futuro. Las prostitutas…¿habrá algo más doloroso que entregar lo intimo al primero que pase? Con todo el riesgo que puede conllevar. Son insultadas, son descalificadas…no me extraña que Jesús se apiadara de una y ella al ver tal echo se enamoró de él. Porque son cosas bien distintas, “vender carne” o AMAR.
Doloroso sin duda.
Muy bello y agradecida de tu aportación, generosa sin duda.
Un gran saludo amigos, Fran y Panflin
De marvision

PALIta...una de cal, una de arena dijo...

Hola, Panflín:
Soy la mamá de Pequeña, vine a agradecerte por haber visitado su blog y dejarle esa poesía tan bella que escribiste.

Voy a imprimirla y a ponerla en un marco en la habitación de mis dos princesitas.

También me "llegó" muchísimo esta nana de tu post...hasta dolerme un poco el corazón.

Bueno, te mando un gran abrazo desde Buenos Aires, Argentina. Y te agradezco de todo corazón tu visita y tus hermosas palabras.

Pali

Panflín dijo...

Me alegran mucho los comentarios de estas dos amigas. Gracias por vuestros piropos.

Mi intención ahora sería más bien que habláramos (o al menos reflexionáramos) sobre esa realidad, sobre esas actitudes que tienen-tenemos en nuestro mundo que vende pensión de placer a quien no necesita más que un pan y un pez. ¿Hacia dónde nos está llevando la inercia?

MARVISIÓN ha dicho algo que quiero resaltar como línea de pensamiento y autoinspección:

...Cada quien debe saber lo que puede ayudar y sobre todo cuando se presenta la oportunidad, porque cuando uno está dispuesto a ayudar llegan las oportunidades...

AYUDAR es un punto de partida. Hay otros escalones que podríamos subir, pero éste debe ser el primero, creo yo.

¡Pali! ¡que linda familia debe habitar esa casa! Felicidades ti por sembrar con tanto amor.

Ferípula dijo...

Permiiiso...Vengo a conocerte, Panflín...y ya me tienes lagrimeando...

"un osito lleno de alcohol..."

Si supieras los "ositos" que están sembrados en las calles de mi tierra...

Gracias por verlos, gracias por dedicarles tus palabras, gracias, hermano...Dios te bendiga!

Nos seguimos?? Ví el poema que le dejaste a Paqueña..sos un sol!!!

Tus hijitos son benditos...

Un abrazo desde Argentina :)

Sandra Perez dijo...

De visita por aqui, me encantó tu canción. Y como tambien soy de argentina, muchos de esos niños tenemos aca, más de los que te imaginas. Seguiré viniendo. Saluditos.

El Analista dijo...

Este pais es un pais de generaciones perdidas, donde ayudar se vuelve casi una utopia, donde vivis tan rodeado de esas imagenes, convivis tanto con ellas que sin perder la sensibilidad, perdes la capacidad de ayuda, se necesitan brazos demasiado grandes para semejante abrazo, asi que solo podes dar palmadas, que supones que sirven, pero te dejan insatisfecho, mas alla que sea esa tu unica posibilidad de ayudar (palmadas metaforicas desde ya)

Oski dijo...

Es preciosa, me gustaría escucharla con una guitarra. Seguro que el resultado merece la pena.

Un saludo!

Panflín dijo...

¡Cuántos nuevos amigos! A todos, a todas, muchas gracias por vuestras visitas, y más aún a aquéllos que me dejáis algún comentario.
Citaré a los más recientes:

Ferípula:
Te adivino tan activa y amorosa que me das vértigo ya sin conocerte mucho. Yo no pretendía que lagrimeases, sólo me salió así.
Quizá es que cuando estás sensible al mundo sufriente y te lo acercan de improviso vibras, igual que las cuerdas suenan al rozarlas si están bien tensaditas.

Sandra Pérez:
Espero que la próxima vez que me visites encuentres de nuevo algo que te guste. A mí me halagas con tus piropos; también he visto tus trabajos y son muy bonitos.

Analista:
Contigo también adivinaré: creo que tú y yo somos muy parecidos en muchas maneras de pensar y de actuar.
No nos desalentemos por la tarea inabarcable; no nos achiquemos por los reveses. No nos olvidemos del mundo cobarde ni nos recordemos negando tres veces.

Oski:
¿Tan joven y con tanta vida a tus espaldas? No he visto mucho de tu blog (no tuve tiempo, pero volveré), pero lo que he leido contagia vitalidad y tesón.
En cuanto a escuchar la canción, soy más bien recatado para esas cosas pero si tienes controlado algún medio tecnológico que yo pueda usar, quizá me entretenga una tarde y te la grabe. ¿Se podría poner en blogspot?

Ferípula dijo...

A tenzar las cuerdas, Panflín!!!!
Sí, soy así como me imaginás, ja!
Pero que no te dé vértigo, por favor!!!

Es cierto lo que mencionaste, sobre el fin de semana...Nos es difícil a los adultos pensar en cómo usar el tiempo libre, fuera de las prácticas, hasta rituales, que hacemos de lunes a viernes. Pero veo que tenés hijitos...

Seguro que te sugieren qué hacer! :)

Un abrazo!!! Mañana...hacé algo diferente!!!

Sorprendelos!!!
Sorprendete, amigo!!!

Un abrazo. Después me contás.

Ferípula dijo...

Hola, Panflín!

Mirá, yo empecé el blog como vos...te digo que no sé por qué me visitan tanto...supongo que es esto de contestar y pensar que cada uno que te deja un comentario es una persona que te dedica un ratito.

Van entrando...y contesto, para que no me quede en deuda. Así que podés ser el 30 y para mí sos el primero...así de simple. Y me encanta que me visites. Yo tengo amigos desde agosto, sin perderlos...otros pasaron...bueno, uno decide.
Pero tarto de estar lo mejor posible.
En cuanto a lo tuyo...qué inolvidable para tus pollitos!!!! Seguro que lo pasaron muy bien.

Creo que sos una persona muy espiritual...eso es bueno. Lo demás pasa. Lo de Dios y su palabra permanecen para siempre.

A las diez, en una horita, posteo algo que te va a gustar. Si no, lo ves mañana. Que descanses, junto a tu buena familia.!

Ferípula dijo...

...y eso que no pude poner la música...Bueno, ya será! Shauuuuuuu