14 abril 2008

A Miguel

.
Qué raro es echarte de menos;
lo digo por doble motivo:
por lo reciente que es tu partida,
y por lo breve que fue estar contigo.

Un día, dos meses, un año, tres lustros,
un rato de vida,
un trozo de mundo,
un río de risas,
un mar de disgustos...

No sé quién cogió más del otro;
lo digo por doble motivo:
por el pellizco que falta en mi alma
y porque siente que falta tu abrigo.

Un día, dos meses, un año, tres lustros,
un rato de vida,
un trozo de mundo,
un río de risas,
un mar de disgustos...

No sé dónde hallar qué decirte
que pueda tener hoy sentido:
en el silencio me quedo buscando
y las palabras se me hacen ruido.

Un año, dos meses, un día, un rato,
un mundo sin risa,
un cielo sin astros,
un mar sin orillas,
un hombre sin manos...

Qué pronto se han ido tus risas;
lo digo por doble motivo:
porque vinieron en medio de nada
y porque en nada que vienen se han ido.

Un año, dos meses, un día, un rato,
un mundo sin risa,
un cielo sin astros,
un mar sin orillas,
un hombre sin manos...

Te llevas lo mío, me quedo lo tuyo;
lo digo por doble motivo:
porque conmigo se queda tu falta,
porque a lo eterno te llevas mi amigo.

A Miguel, que en paz descanse


22 comentarios:

Genín dijo...

No puedo decir otra cosa, que me ha encantado tu sentido poema, y Miguel, que descanse en paz.
Salud, Genín

Tere(sa) dijo...

panflín....
cuanta luz en tus palabras... y como reafirmas con ellas lo que me compartiste anteriormente de la universalidad de las ideas..
que triste son las ausencias... que difícil aprender a convivir, a pesar del dolor, con la semilla que ell@s dejaron en nosotros
hace casi ya dos años perdí a mi hijita... un pequeño sol de dos años... por un momento sentí que era yo ya la que se había ido... lloré mucho (aun lo hago y muy a menudo), protesté mucho, transformé luego la bronca en acción (fue un error de su médico.. y no estoy dispuesta a dejarlo pasar... por Ana Paula y por mucho otros pequeños) y así llegué hasta ahora, hay días que la extraño infinitamente, hay veces que me aferro al recuerdo de su voz, de sus ojitos, de su sonrisa, antes trataba de imaginarla comos sería en este momento (ahora ya no trato.. porque simplemente no hay hoy con Ana Paula en esta dimensión) y cuando la nostalgia y el dolor se vuelven demasiado intensos busco dentro mío toda la felicidad que en los dos años que compartimos generó y me aferro a ella. Aun siendo muy escéptica trato de creer que desde un lugar y un espacio sigue a mi lado, sigue dentro de mí...
un abrazo
Tere

Anónimo dijo...

Hola,
He leido varios de tus textos y creo que necesito concentración para sacarles todo el sentido y significado que tienen, pero este lo he comprendido a la primera.
Yo vivi una experiencia parecida y tú lo sabes, y digo parecida porque no hay dolor ni sentimiento igual a otro, pero más o menos puedo comprender lo que sientes.
Sólo quiero darte animos para seguir adelante,habrán dias que te enfades, que estes tristes, que quieras gritar y preguntarte por qué, pero mi consejo es que no intentes darle respuesta. Porque los dos sabemos que él no se ha ido, que hay una parte de él en ti y que siempre te acompañará.
Un beso,
Desy.

Panflín dijo...

Genín:
Gracias por tu compañía; la valoro mucho, de verdad.

Teresa:
Tuve un dolor muy grande hace tiempo por uno de mis hijos; pero los médicos, la técnica, la capacidad de sufrimiento de mi hijo, el apoyo de sus padres y familiares, y la fuerza de la fe hicieron que saliera a flote. Hoy es un mocetón de 10 años que juega al baloncesto y come más que yo.
Todo lo que hemos vivido sigue estando en algún sitio de nosotros; ¡cuánto más las personas a las que amamos!
Espero que llegues ya a esa paz que veo que buscas; que sepas olvidar lo que sobra y recordar lo necesario; que tengas ganas de ser una persona completa.

Desy anónima:
No estoy tan mal; lo que he escrito me ha salido al principio como un intento y luego como un empeño... sin demasiada dificultad porque transmite sentimientos reales. Pero créeme que no estoy tan mal; no te preocupes.
Y sobre eso de "sacar todo el significado a lo que escribo"... no creo que sea necesario. Sólo lee lo que te parezca, quédate con lo que te llegue en ese momento y comparte si quieres lo que te suscite.

Besos.

María dijo...

Francamente me ha encantado esta poesía que has dedicado a esta persona, el sentimiento que has puesto en ella está patente y me parece un gesto maravilloso el que tengas la delicadeza de compartir esta poesía del recuerdo de esta persona con todos nosotros.

Cuando se aleja de nuestras vidas un ser querido es inevitable el sufrimiento y necesitamos un tiempo para el duelo, después, las cosas se ven de otra manera, y aunque ya no estén en vida siempre los llevaremos muy cerca en nuestro interior, porque, aunque la vida pasó para ellos y ya no estén con nosotros, y nadie puede ser sustituido siempre quedará en nuestros corazones la semilla de esa persona.

Te mando un abrazo.

Panflín dijo...

Ese sentimiento nace en el sosiego; no hay tensión, no hay agresividad, no hay dramatismo exagerado (creo yo).
Este escrito es un pequeño homenaje a alguien que mereció más alegrías que las que vivió y me dejó más preguntas que las que he sabido identificar en otros momentos.
Gracias por tu visita y por tus palabras, María.

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Cuando vine...ayer, y encontré tu blog vacío, me preocupé.
Y me culpé..."debí venir antes", se me cruzó por la cabeza en un instante, "a ver si pasó algo serio y no me enteré...y no lo acompañé"...y no...y no...

Así que leerte me descansa y alivia, por un lado, y por otro me deja casi muda,
sabiendo que este tipo de despedidas que estás viviendo
son las difíciles..

Que sean uno para el otro,
que te quedes con él de esta manera...
que se lleve lo más lindo,
eso es vivir sin arrepentimientos, porque se ha vivida la amistad.

Todo mi cariño,
un abrazo sincrónico... y me alegro de volver a leerte, y encontrarte,
querido amigo Panflín.

Ya sabés, seguimos cerca.

Palita dijo...

Qué dolor es extrañar a alguien que queremos mucho...
Sentirlo con nosotros pero no verlos, no poder abrazarlos...

Un beso enorme
Pali

TANIA dijo...

HOLA, NO SE QUIEN ES MIGUEL, PERO LO QUE SI SE ES QUE DONDE QUIERA QUE ESTE TENDRIA UN ORGULLO INMENSO DE SER RECORDADO COMO LO HAS HECHO...SIMPLE, CLARO Y LLENO DE SENTIMIENTOS! UN ABRAZO DESDE LA PATAGONIA ARGENTINA

Panflín dijo...

Feri:
En primer lugar, amiga, no debes culparte de nada. Ahora, ya ves, no había motivos; y aunque hubiera clausurado el blog yo presumo y confirmo tu inocencia.
El mundo es mejor cuanto más retenemos lo bueno que poseemos y nos rodea; en la amistad creamos mundos y sería imposible sin despreciar la paja.
Miguel fue alguien especial para mí y hoy la despedida se culmina en cierto modo. Pero nunca dejará de estar conmigo lo que me dejó.
Gracias por tu cercanía ausente (jejeje).

Palita:
Es como dices. Pero el dolor es parte de la vida, igual que la muerte. Así tenemos que aprender y olvidar lo justo cada día.
Besos.

Tania:
Gracias por tu halago.
Ya te visité y me gustaste.

NataLia dijo...

...a veces es como si todavía estuviera conmigo....
Le hablo y le cuento y ella me sonríe y me dice tantas cosas...y siento en mis manos el calor de sus manos...
Siempre me acompaña, siempre está conmigo.
Ella nunca me falla aunque se haya ido.
Si en vida fue todo ésto,
qué no va a ser entre mis muertos...

Todos acabamos aprendiendo a vivir con la pena de quien se ha ido....

Un beso

Vicky dijo...

se me arrugo el alma... bellas letras llenan mi corazón y tristes lagrimas ruedan por mis ojos... estoy sensible ante la muerte en estos días, le temo, me angustia, la esquivo....

Panflín dijo...

Natalia:
Es fácil perderse en la nostalgia; lo importante para vivir es continuar, arrastrando lo mejor de lo vivido y manteniéndolo todo (bueno y malo) como enseñanza para el futuro.
Están con nosotros, y estamos con ellos.

Vicky:
Dejé un comentario en tu bonito blog. Espero que tus penas queden compensadas con tus arrestos.

María dijo...

Panflín te dejo mis saludos amigo mío.

El Analista dijo...

Si algun día al cerrar los ojos por ultima vez alguien me recuerda de manera tan sentida, habrá valido la pena mi vida.

María dijo...

Sigo esperando un nuevo post.

Saludos amigo.

Aire dijo...

Querido Panflin,
Bueno lamentablemente por un tema laboral me he visto en la obligacion de hacer un alto en la cuenta blogger y pues protegiendo un poco mi pagina la cerre para mi unicamente con el anhelo de volver alguna vez de ser posible.

Queria hacerte una visita desde hace tiempo y la verdad que esto se pone cada vez mas dificil.

Ya me conoces por dentro aunque no hubiera tanto contacto y se que tienes lo mejor de mi a pesar de nuestras claros puntos de vista "paralelos" :D:D:D, si en realidad hubo alguna diferencia no la note como tal, pero igual me agrada conocerte y aunque no este activa, pues no descarto del todo el dia de manana pueda volver. De momento un abrazo grande y pues siempre que vengo ahora de manera eventual y silenciosa la verdad que me encantan tus escritos.

Aunque no con la frecuencia de antes igual a las personas que nos tocan o tocaron uno los lleva siempre en el corazon y en el pensamiento.

Querido flaquito un abrazo virtual y pues cuando pueda regresare a deleitarme con tus temas.

ayyy y antes que me vaya un saludin a nuestros comunes amigos analista y feripula :D que ya pasare a penas este de tiempo!!!..

Panflín dijo...

En primer lugar, gracias a todos por visitar y dejar comentarios; no he podido estar atendiendo el blog, pero valoro en mucho todo lo que me dais.

María, Analista, gracias por vuestros comentarios y atenciones.

Aire:
No esperaba encontrar comentarios tuyos, sinceramente. Ya he visto que habías clausurado tu blog y pensé que todas tus actividades por aquí.
Espero que sigas participando de vez en cuando, que no leas silenciosamente, y que pronto vuelvas a publicar también.

Elefante Blanco dijo...

Muchísimas gracias por él y por mi, por este hermoso recuerdo que le dedicas y que merece.

Un abrazo.

Panflín dijo...

Elefante Blanco: lo mismo digo.

Shanty dijo...

Qué triste cuando alguien querido se nos vá. Has plasmado con tu pluma esa misma tristeza y el dolor de la pérdida.
Shanty

Panflín dijo...

Shanty:
Cierto, la tristeza está inundando todas las demás percepciones: incomprensión, rabia, frustración, angustia, dudas, abandono...
Pero hay alegrías compartidas, vida llevada en común, energías que quedan en uno mismo y en quienes les rodean.
Hoy lo tengo claro, y espero no dejar de sentirlo nunca.