30 noviembre 2008

Estoy aquí

.
Acércate, pluma mía.
Acércate al papel y recorre a tu antojo su anchura. Traza en nítidas líneas las palabras que aún no sé que voy a decir.
¿Aún me esperabas? ¿Después de tanto tiempo? ¡Eso sí que es fidelidad! (¡qué poco abunda hoy la fidelidad!).
Durante mi ausencia, quizá vivieras desconcertada; créeme que no fue mi intención abandonarte. Es que tu contacto, tan suave, y tu peso, tan liviano, no eran merecedores de la tosquedad en la que me había alojado yo.
Hoy te saludo y te venero, querida pluma; aunque sabes que pronto te dejaré, siempre estarás ahí, dándome ese ingrediente de salud que a veces siento que me roban otros contactos, otros pesos...
En lo que a mí respecta, sabes que no soy propenso a ofrecer promesas eternas. Tendrás que seguir confiando en mi extraño apego (quizá dependencia) sólo sintiendo lo que mi piel llega a decirte sin palabras.
Como ya intuías,
como ya sabías, pluma mía,...
...Estoy aquí.
.

4 comentarios:

El Analista dijo...

Mi amigo, su pluma es fiel y siempre sabra esperarte, por que sacas lo mejor de ambos, vos y ella.

SANDRA dijo...

ACA PASO DESDE ARGENTINA A DEAJRTES MIS SALUDOS EXITOS NOS ESTAMOS LEYENDO

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Querido amigo,
paso a saludarte.
Sé que estás con nuevos proyectos.
Que Dios te acompañe y renueve en esta etapa, y se cumplan todos tus sueños.

Un fuerte abrazo!!!!

Sara López dijo...

Hola!
Bonito escrito.
Saludos y felices fiestas,
Sara.